viernes, 14 de octubre de 2011

Jesse and Joy en concierto .....11 octubre 2011

Mi aversión natural a los proyectos pop se sintió agredida la noche de ayer (11 de octubre). Dentro de la presentación de la nueva cámara de Samsung, la MV800, el dueto de pop alternativo (la etiqueta no es mía) Jesse and Joy tuvo una participación especial en el evento con un mini concierto de aproximadamente 40 minutos de duración.

Photobucket

Hasta ese momento yo no tenía la menor idea de que cosa era Jesse and Joy, por lo que yo veía solo sería un grupito de esos de niños jugando a ser músicos.

Para mí enorme sorpresa Jesse and Joy resultó ser otra cosa. A la segunda canción yo ya estaba convencido de que lo que ellos traen bajo el brazo es algo que vale la pena escucharse. Mi síndrome odio-pop había muerto en ese momento.

Por cuestiones de acústica del lugar era difícil apreciar las letras de las canciones, pero era innegable la calidad musical de los hermanos Huerta.

Muy alejados del esquema tan socorrido de las boys bands-niñas-niños bonit@s de televisa y tv azteca Jesse and Joy muestran un pop de alta manufactura, sensible, cute y cozy. La banda de músicos que los acompañan cumple a la perfección el papel al que están asignados, buen beat, buena musicalidad y ejecución impecable.

Photobucket

Y esos elementos técnicos son los que hacen la diferencia entre una buena banda y una que lucha por que su mensaje llegué de la mejor manera a sus escuchas. Técnicamente el material de los Hermanos Huertas no es de gran complejidad pero la musicalidad implícita en una bella melodía y ejecución es algo muy difícil de lograr. Jesse and Joy junto con sus músicos tienen el toque exacto para el pop que manejan.

Photobucket

Después de esa segunda canción yo estaba muy atento al concierto; sin grandes malabares ni desplantes, que dicho sea de paso no eran necesarios, la banda de los Hermanos Huerta hacía lo suyo y lo hacía de buena manera.

Photobucket

El público que había asistido por motivos diferentes al concierto en sí, ahora no dejaba de corear las canciones, yo estaba en las mismas, atento a todo lo que ellos tocaran.

Está por demás decir que para mí descubrir a Jesse and Joy ha sido una grata sorpresa, un pop muy agradable, bien hecho, bien tocado y cantado.

La voz de Joy es algo digno de mencionar aparte. Fresca, melodiosa y transparente, todo un deleite esa voz.
Tan me gustaron que, cosa rara en mí, al terminar su presentación de inmediato busque a Joy para tomarme una foto con ella, amablemente ella accedió.

Photobucket

Y parafraseando a Blades en su mítica Pedro Navajas :"sorpresas da la vida".

Para mí, descubrir a Jesse and Joy ha sido eso, una muy grata sorpresa.

Gracias a Nikon por el préstamo de sus cámaras de la línea Coolpix para la realización de este reportaje.
Publicar un comentario

Vistantes.