lunes, 10 de diciembre de 2012

Ecos de FICA 2012, Deseo


Son 8 relatos entrelazados con un hilo conductor. Deseo.

O bueno, algo así. Y digo esto por una razón. La estética televisa es agobiante al grado que los dos primeros relatos parecen la calca exacta de dos cosas. El primero un promocional del "canal de las estrellas". El segundo un ad gigantesco de Liverpool. En ambos siempre tuve la impresión de que en cualquier momento saldría Eugenia Cauduro para redondear la estética. Bajo ese concepto la palabra-intención: Deseo, corre el riego de volverse marketing, no drive. Y la estética no es solo el problema.

Los personajes principales salvo la Prostituta y la Actriz son tan inverosímiles como lo permite la óptica televisa. Un Marinero ridículamente inmaculado que por otro lado es una cruza entre Lorenzo Lamas y Brad Pitt de los Chilapas. Una Sirvienta Top Model que muere de deseo por el nieto de rico hacendado que extrañamente tiene la costumbre de hacer yoga desnudo en casa familiar, sí, ha! Dicho sea de paso la Sirvienta Top Model tiene amoríos con su hermano.....el Marino. El Marino y La Sirvienta tienen una Medio hermana (al final resulta que no son hermanos sino medio-hermanos) qué trabaja a momentos asistiendo la servidumbre de la casa del abuelo hacendado, pero qué si se da la oportunidad y el precio también se aventura como prostituta.......Mon dieu. Hay más ciencia ficción aquí que en Star Wars.


Nos faltan la Súper mamacita esposa de delincuente de la cual está enamorado el Yuppie hijo del abuelo hacendado. Obvio, biscochazo de mujer qué en la primera oportunidad y bajo leve caución cae en manos del yogui desnudante.

La película se llama Deseo. Hasta ahora solo se ven personajes increíblemente difíciles de creer y una trama unida por un discurso de comercial del canal de las estrellas.

Sí después de soplarte esta puesta en escena tienes el valor de ver Deseo te faltará encontrarte a dos personajes más: El Esposo de la mamacita que caerá con el junior y la Actriz que interpretará Edith González.

Pero como te decía si aguantas lo inverosímil de la puesta en escena te encontrarás con la segunda parte de la película que realmente vale el boleto, el desarrollo del capítulo de la actriz con la primera protagonista.

Deseo no es mala, solo me niego a que creer que el Deseo como tal sea como lo plantea este film.
Publicar un comentario

Vistantes.