martes, 4 de diciembre de 2012

Ecos de FICA 2012: Una Aventura Extraordinaria, de Ang Lee


La vida de Pi (Life of Pi), en español: Una aventura extraordinaria

La película designada para abrir el FICA 2012 en el puerto de Acapulco no pudo tener mejor acogida que la mostrada por el público asistente al Fórum Mundo Imperial donde fue proyectada.

El recibimiento al último film de Ang Lee fue pleno. Lo constatan los aplausos emitidos al final de la proyección. Pero no solo fueron los aplausos los indicativos de que el reciente trabajo del multipremiado cineasta los que nos mostraron el excelente recibimiento en la función inaugural del FICA 2012.

Las complicidades del discurso mostrado en pantalla llevaron al público asistente de la risa inicial de las primeras secuencias a las complicidades del discurso onírico-mágico-filosófico que Ang Lee demuestra en “Life of Pi”.

Life of Pi es la historia de la vida de Pi. Basada en la obra literaria de Yann Martell.


Pero de común la vida de Pi no tiene nada. Desde la particularidad propia de su nacimiento y de su nombre (del cual “Pi” solo es el diminutivo) la historia dePi nos cuenta cómo –en su caso- la vida está llena de misterios, de bondades y de mundos de los cuales siempre tendremos oportunidad de ver en diferentes maneras.

Desde el nacimiento y preconcepción de Pi hasta los minutos iniciales de la segunda secuencia narrativa del film la narrativa es en un tono por demás socarrón, atrevido, inocente y muy ingenioso.

La multiculturalidad religiosa de Pi no encuentra límite y la continua incorporación de elementos místicos a su acervo espiritual lo va ubicando dentro de lo que a la larga será el tono final de la Vida de Pi. Ang Lee aprovecha la segunda parte de su discurso fílmico para empezar a mostrar literalmente cuadros pictóricos que fácilmente conjugan los elementos que se mostrarán durante todo el resto del filme.


Impresionantemente bello el uso de esos cuadros pictóricos en el contexto onírico-religioso de Pi.

El film está lleno de referencias culturales que por fuerza tienen que ser un challenge para el espectador. Atrás quedó la imagen de Ang Lee envuelto en el corporativo Marvel. En Life of Pi la plenitud del oficio de Ang Lee paga con creces cualquier pifia que existiera en su carrera.

Pi le permite a Ang mostrar toda la maestría de un discurso fílmico que es un deleite visual, pictórico, poético y plagado de referencias y contextos religiosos que por fuerza obligaran al espectador a replantearse como tal.



La vida de Pi es literalmente un viaje mágico del cual tenemos oportunidad todos de participar, sin importar condición o tragedia. Siempre hay más de una manera de ver cualquier situación.
Publicar un comentario

Vistantes.